TARAZONA, CIUDAD MUDÉJAR

Al rey Fernando, el Católico, le costó dejar las Cortes en Tarazona, cuando su mujer, Isabel, la Católica, requería su presencia en el acto de la rendición de Granada; la foto más buscada por cualquier monarca europeo que valorara la calidad del momento.

En la excursión propuesta (CAMINO SORIA/ LOS POETAS), tras  visitar San Juan del Duero en Soria y Veruela en el somontano, en tierras de Aragón, podemos ir a comer a Tarazona. En esta ciudad lo más importante es pasear tranquilamente, disfrutar de su casco medieval, de su antiquísimo  centro urbano, que es una delicia.Ayuntamiento

El reino de Aragón se formó dando una importancia fundamental a las reuniones públicas, a las  Cortes, donde se tomaban las decisiones que afectaban a todos. Siempre pensaron que el interés de todos debiera decidirse entre todos. Esta forma de entender la política y además su fuerte influencia en la formación de la lengua castellana hacen de Aragón un lugar mágico, de visita obligada.

Pero Tarazona es todavía más: su origen se pierde en la noche de los tiempos. Sus fundadores no dejaron el testigo de sus escritos, pero la ciudad ha sobrevivido durante milenios, culturas y diferentes formas de pensar, y sus generaciones de personas se cuentan por miles.

Un asentamiento tan prolongado, que Bécquer apreció. Para él Tarazona era la Toledo del Norte. Aquí terminaba el viaje de la diligencia que le traía desde Tudela y tenía que esperar que vinieran los muleros con la carga de carbón vegetal, que fabricaban en los bosques del somontano. De regreso y para recorrer los quince kilómetros que separan Tarazona de Veruela, los arrieros le montaban en un mulo sin carga y en esta original cabalgadura recorría el camino que le separaba de su celda en el monasterio reconvertido  en  hospedaje.

La diligencia Tudela-Tarazona fue con el tiempo sustituida por el tren (la tarazonica 1885-1972). El lugar ocupado por las vías es ahora una senda verde.

Debían ir apretados en la diligencia, ya que Bécquer esperaba sentarse al lado de alguna buena moza; sitio que siempre le ganaba por la mano algún clérigo.

En Tarazona convivieron y siguen conviviendo la judería, la mezquita y su impresionante catedral. No se puede recomendar la visita a un monumento en especial, ya que toda la ciudad es un reliquia. Tarazona es un museo a pasear.

Toledo ha tenido siempre la honra de ser la ciudad de confluencia de las tres religiones del libro sagrado, con una arquitectura espectacular. Tarazona se parece a Toledo también por su respeto entre las religiones que eran culturas diferentes, pero que la gente asimilaba sin corromper la convivencia.

Palacio_Episcopal_Tarazona_02
Como ejemplo arquitectónico me fijaría, consciente de hacer una elección muy difícil, en el palacio del obispo, en cuyo lugar estuvo la antigua zuda musulmana y que fue además la residencia de los reyes de Aragón. Todo un monumento que domina la ciudad.

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 Comentarios en “TARAZONA, CIUDAD MUDÉJAR”

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies