Por qué y para qué escribir un libro 1


   ¿En alguna ocasión ha pasado por tu mente escribir un libro? Todos hemos oído alguna vez la típica frase de que “en la vida hay que hacer tres cosas: Tener un hijo, plantar un árbol y escribir un libro”. ¿Qué tienen estas tres cuestiones en común? Su perdurabilidad en el tiempo, es la manera que tenemos los humanos de dejar huella una vez que nos hayamos ido, que se nos recuerde y se nos tenga en cuenta cuando la vida nos haya vencido.

   Si es la tercera la que te queda por hacer, es el momento de que te plantees enfrentarte al reto que supone situarte ante unas cuartillas en blanco y comenzar a rellenarlas. Sin miedos, con atrevimiento; de repente te darás cuenta que una nueva forma de ver la vida aparece en ella. Quizá sea la chispa que te falta para que los rescoldos de una existencia plena se conviertan, de nuevo, en brasa.

   Como soy muy de “latinajos” te diré que ya en la Biblia, San Juan 1-14 dice:”Et verbum caro factum est et habitavit in nobis”.- La Palabra se hizo carne y habitó entre nosotros. La palabra hablada se la lleva el viento, se puede decir una cosa y a continuación la contraria, decir la verdad o mentir descaradamente, pero la palabra escrita permanece, no tiene vuelta atrás, porque antes de su divulgación podemos corregirla cuantas veces queramos hasta que diga lo que realmente queremos decir. Si lo que te gustaría es dejar huella en esta vida, un buen principio para hacer algo a ese respecto, sería ponerte a escribir un libro.

   Y sobre todo, no te pongas a escribir porque yo o alguien como yo te lo diga, sino porque tú y sólo tú te lo has planteado y quieras hacerlo. ¿Cuál sería un buen comienzo?

Mario Vargas Llosa a la pregunta de ¿por qué escribe? Contestó: no concebiría una vida sin la escritura y, por supuesto, sin su complemento indispensable, la lectura. Esto es fundamental, no se puede ser ni siquiera un escritor mediocre si antes no se han devorado un montón de libros, si antes no te has empapado de la sabiduría de los demás.

   Empieza por tener tu propio blog. Busca un tema que conozcas a fondo o simplemente que te guste. Y ponte a escribir. Sin miedo a no ser lo suficientemente bueno, a no saber desarrollar tus pensamientos, a que no se te entienda, a que sea un esfuerzo inútil…Todo esto son vanas disculpas para no tener que ponerte a ello porque, quizá, te sientes un entremetido en este mundo de juntar palabra con un cierto sentido. Y como todo en esta vida, se aprende. Andando, siendo sincero, aportando tu experiencia acumulada que es única, con tus diferencias, poniendo el alma en ello y tu marca personal. Ofrece lo mejor de ti, créetelo.

   Eso sí, que no te limiten las críticas, el qué dirán, el miedo a pensar diferente, no pretendas gustar a todo el mundo. Por eso es muy importante ser tú mismo, aunque seas “políticamente incorrecto”.

   Y cuando vayas a empezar tu carrera a lo “Pérez Reverte”, recuerda que antes tienes que definir tu estilo, que no vale parecerse a los mejores sino conseguir llegar a ser, por tus propios méritos, de los mejores. Y para ello, te regalo otro latinajo: “Nosce te ipsum”, aforismo que cuelga del frontal del templo de Apolo en Delfos, axioma atribuido a un montón de pensadores griegos y que significa “Conócete a ti mismo”. Empieza por “la Regional” y vete perfeccionando tu estilo hasta que llegues a la “1ª división”, a sabiendas de que la mayoría no pasaremos de las categorías inferiores. Lo más importante es llegar a conseguir diferenciarte del resto, ser único, escribas sobre lo que escribas.

   Para llegar a obtener un buen resultado es que tú te sientas bien, a gusto con lo que haces, porque lo haces con el corazón, sin disimulos, sin dobleces, porque te sale de lo más hondo. De esta manera te sentirás satisfecho de tu trabajo piensen lo que piensen los demás. Las críticas no deben desmotivarte, ni sacarte del camino que te hayas propuesto, todo lo contrario, deben de servirte de acicate. Eres único.

   Cuando hayas observado que las entradas a tu blog consiguen un número elevado, bien porque los temas que tratas interesan, bien porque lo haces de una manera que gusta a los demás, será el momento de plantearte ir más allá. Tú te darás cuenta inmediatamente si es llegado el momento oportuno para planear la edición de un libro o dejarte de hacer la pregunta del millón:”¿Quién soy yo para escribir un libro?” o ”¿Sabré estar a la altura habiendo tantos y tan buenos escritores?”.

   Pero si quieres destacar en este mundo, si quieres dejar huella, si quieres que se te recuerde, necesitas mostrar a tus semejantes, cercanos o ignotos, quién eres y lo que sabes. Publicar un libro va un paso más allá y te llevará más lejos que escribir sólo en un blog  o en un artículo en el periódico. Un libro es una declaración sobre tí mismo. Pone en evidencia quién eres y da testimonio de lo que piensas a tus amigos y a los lectores en general que han tenido la amabilidad u osadía de adquirir un libro de un autor desconocido. Es un golpe de aldaba que intenta mostrar a los demás que quieres penetrar en su mundo, que estás llamando a su puerta y que tienes algo que decir…, algo que te hace diferente.

   Lo más habitual es que en tus frases reveles tus pensamientos, tus experiencias, tus conocimientos, es como si abrieses la ventana de tu habitación para airearla y que todo el mundo pueda escudriñar en su interior, en tu intimidad. Y precisamente eso, te hará destacar.

   Dos reglas de oro para cuando decidas ponerte a rellenar cuartillas: Que lo que escribas sea divertido para que el lector se enganche, y que sea veraz, que tenga rigor y si consigues que emocione, ¡premio! Todo texto escrito debe tener algo de narcisismo, de exposición del interior cara al exterior, de vanidad sin caer en la pedantería. Se te vería el plumero enseguida. Porque ¡quién te dice a ti que tu libro va a ser lo suficientemente bueno o interesante como para que alguien (1,10,100,1000….) esté dispuesto a gastar su tiempo y…su dinero! Pero esto no quiere decir que le tengas que tener miedo a aquello que quieres hacer sin que nadie te haya empujado a ello, sino porque te entusiasma aunque te cueste un gran esfuerzo, dedicación, entrega y, sobre todo, mucha disciplina. Todo esto te llegará a parecer banal si eres tú el primero en divertirte creándolo.

   Un libro te dará mayor reconocimiento que cualquier currículum o cualquier colección de diplomas que cuelguen de tus paredes. Vivimos en la era de la información, la gente se pasa el día buscándola, así que una persona que escribe un libro se transforma en alguien valioso que aporta conocimiento a la sociedad y es reconocido por ello. Este principio tan básico es el que te proporcionará presencia en tu entorno social cuando escribas tu libro. Y si te has divertido no lo considerarás nunca un trabajo que requiere esfuerzo sino una afición que te reporta alegría….y dinero (casi nunca). Es muy difícil que económicamente tu primer libro sea un proyecto rentable. Eres un perfecto desconocido en una industria que es inmensa, así que no esperes publicar un libro y empezar a vivir de las ganancias que genere. Pero si tienes que arrepentirte, que sea de lo que has escrito, pero que nunca te tengas que arrepentir de lo que no has escrito y ofrecido a los demás.

   Porque el hecho de que te haya servido de esparcimiento no quiere decir que no tenga valor, puede venderse. El mero hecho de invertir tu tiempo en un proyecto ya le otorga un valor, si además ese proyecto ofrece calidad, tiene que tener un precio. Un precio equilibrado, acorde con lo que ofreces y en qué formato lo ofreces. Busca tu satisfacción personal. Pero no esperes obtener “el pelotazo” con tu primera obra. Más bien, lo más posible, es que sea “un batacazo”. Analiza los porqués y cuando lo tengas meridianamente claro, a por el segundo.

   Cuando termines de leer estas reflexiones, si has tenido el valor suficiente como para aguantarme, quizá sea el momento oportuno de que te pongas a ello. O igual ya lo has hecho y tienes un montón de cuartillas en el cajón o en algún lugar recóndito de tu ordenador. Piensa por un instante que tu libro puede viajar por todo el mundo, repartiendo tu trabajo entre gente que jamás podrás llegar a conocer.

   Todo esto que has leído está muy bien pero si todavía es sólo una idea que la tienes en tu fuero interno pero no la has plasmado en un papel o en un Word pro, te puedes estar planteando la pregunta: Escribir pero ¿de qué? La contestación es fácil: de lo que sepas. Y si crees que no tienes los conocimientos suficientes sobre un tema determinado, haz como yo: investiga. Lo más probable, casi con toda seguridad, sobre cualquier tema que quieras escribir ya lo habrá hecho otro antes de no ser que quieras escribir tu Autobiografía. No te lo aconsejo. No serás imparcial y no le interesará a nadie.

   Aquí van una serie de temas más habituales: Literatura infantil, juvenil, manualidades, estilos de vida, historia, literatura de ficción, poesía, arte, cine, fotografía, biografías, hechos reales, ciencias, tecnología, medicina, comics o manga, libros de consulta, deporte, temas de Derecho, Economía o Empresa, fantasía, erótica, humor, informática, internet o medios digitales…y seguro que se me escapa alguno que tengáis “in mente”.

   Si ya tienes tu obra literaria escrita y te has decidido a hacerla pública en formato libro, tienes tres opciones:

   1.- Autoedición independiente. Proceso:

a.- Registrarla en el Registro de la Propiedad intelectual. Siempre hay listos que querrán aprovecharse de tu trabajo.

b.- Corregir la obra.- Pulirla. Y esto se debe de hacer con alguien de la máxima experiencia. Tu libro va a tener, seguro, muchos defectos que hay que pulir.

c.- Diseñar una buena portada. Vas a vender tu obra y tiene que entrar, en primer lugar, por la vista. Confecciona una que sea lo más atractiva posible, que la identifique y que sea distinta de las demás.

d.- Busca una imprenta de confianza y solicita presupuesto. Distintos tamaños, distinto diseño, distinto papel. Que cause buena impresión, nunca mejor dicho.

e.- Calcula el P.V.P. (Precio venta público). Mi consejo es que el primer libro sea asequible, tienes que darte a conocer, pero no tires el precio, hazte valer.

f.- Obtén el ISBN.- El ISBN es una forma estandarizada de identificación y referencia de un libro y sin esto un libro no puede ser comercializado en la forma habitual. El lugar donde yo hago esta gestión de solicitud del ISBN está en Madrid. Pero quizá sea más conveniente dejarte guiar por el impresor que tendrá ya experiencia. No es obligatorio, pero muy conveniente. Fíjate en los libros que tengas en tu biblioteca que todos lo llevan.

g.- Cuando hayas aceptado el presupuesto, la portada y el formato sólo quedará tenerlo en la mano y promocionarlo.

   Ves qué fácil. Hasta aquí está “chupao”. El problema viene ahora. Venderlo. Tratar de, al menos, resarcirte del gasto. ¡Ojalá lo consigas! Ánimo.

2.- Coedición.– La coedición no debe ser descartada a la hora de publicar un libro, sobre todo si es la primera vez que publicas. Por coedición se entiende cuando el autor y el editor llegan a un acuerdo para pagar a medías los gastos de edición. Maquetación, impresión, corrección ortográfica, diseño de portada, etc.

La coedición pasa por el examen previo del editor que tiene un sello editorial y muy probablemente trabaje con distribución en las librerías. Suele ser una opción cara, ya que los costes de edición no son baratos y conllevan la implicación de varios profesionales en la realización de la obra. Según sea el contrato de edición el editor dará cumplidas cuentas de las ventas realizadas en las librerías. Por lo que muchos autores se toman esos gastos como una inversión.

   3.- Edición tradicional.-En la edición tradicional es el editor el que corre con los gastos de edición de la obra. Esta situación sería la idónea en el mundo de la literatura. Pero qué pasa si un autor llega nuevo con su primera obra. Lo primero es que tu obra, para estar en un sello editorial, debe pasar la evaluación de un editor. Ten en cuenta que las obras y los autores son el principal baluarte de un sello editorial. ¿No sería lógico que tú como escritor impulses tu obra por medio de presentaciones, dando a conocer tu libro, buscando críticas literarias con el objetivo de que tu obra la lea el máximo publico posible? Al final se trata que funcione el boca a boca de los lectores. Hay editoriales especializadas en determinados géneros literarios. Te recomiendo que busques con mucho cuidado (hay mucho farsante en este mundillo) y te informes de cuál es la editorial que más te conviene.

   4.- Financiado.- Esta opción ya sería “la repanocha”. Llegar y besar el santo. Si tienes la suerte de que una Institución Pública se interese por tu obra hasta tal punto que está dispuesto a financiártela por entero ¡enhorabuena! Te ha tocado la lotería porque ya tienes mucho ganado. Aparte de no desembolsar ni un duro, sabes a ciencia cierta que la publicidad va a ser exhaustiva porque es la primera interesada en que el libro se venda para compensar su gasto. Otro sí será que consigas un “mecenas”, un padrino que confíe tanto en ti y en tu obra que esté dispuesto a asumir los costes. Este mecenazgo puede ser a título de empresa, por ejemplo, Iberdrola, Telefónica, Euskaltel, etc…y en este caso lo único que se pretende es dejar su “logo” en la portada o contraportada, o a título individual, por amistad o como simple benefactor. En cualquier caso, te quitas el lastre del coste económico.

   Si has llegado hasta aquí, estimado lector, es porque realmente estás interesado en editar un libro, por lo que te incito y animo a que sigas leyendo aunque ya te advierto de que, a partir de este momento, voy a tratar de venderte mi libro, que nadie ha financiado, por cierto.

   Javier Marías dice que escribe novelas “porque lo imaginario ayuda mucho a comprender lo que sí nos ocurre, eso que suele llamarse lo real”. Pues yo me quedo con lo real, dejo poco a la imaginación (quizá porque no la tengo). Prefiero llegar al fondo de los hechos, de las personas, de las situaciones a través de la propia historia, a sabiendas de que ésta es muy fácil manipularla. Precisamente esto es lo que yo no he hecho. Me he ceñido, con rigor, a la verdadera memoria histórica. Eso sí, aquí no hay (casi) tiros, ni muertos en las cunetas, ni intrigas. Mi libro, fruto de llevar a la práctica los sabios consejos que anteceden, que se titula “Getxo en sus calles.- Con nombre propio”, versa sobre las calles de Getxo y sus protagonistas. Aquellos que han tenido el honor de tener una placa con su nombre en las esquinas del callejero getxotarra.

   A través de estos protagonistas tendrás una crónica fiel de lo que han sido los avatares salvando los cuales este pueblo de postal, ha llegado hasta el día de hoy. Desde los “Butrón, Martiartu, o Avendaño”, Señores de los Mayorazgos en la Guerra de Banderizos durante la Baja Edad Media, pasando por escritores de nuestro “Siglo de oro” como Cervantes, Lope de Vega, poetas como Bécquer, escritores que glosan espléndidamente a su pueblo como Tellagorri o Vicente de Amézaga, conquistadores como Colón o Elcano o el algortarra Pedro de Alango, que dieron paso a los que emigraron a hacer las Américas como Basagoiti, J.B.Zabala, Andrés Cortina, músicos como Iparragirre, Andrés Isasi, Manuel Gainza, Tenor Constantino, médicos como Pedro Bilbao, Joaquín Arízaga o Santiago Zabala, deportistas como J.L.Ugarte y J.M. Alonso-Allende (campeón olímpico de vela), ingenieros como Evaristo Churruca, Valentín Gorbeña, aquitectos como Manuel Smith, Miguel Beascoa, pintores como Carlos Häes, Jaime Morera, Darío de Regoyos, Barroeta, Gabriel Ramos, políticos, industriales, comerciantes, personajes de la nobleza, santos, y hasta un militar.

   Así hasta 79 personajes, todos ellos interesantes, a través de los cuales vas a descubrir datos inéditos como, por ejemplo, de dónde procede la palabra “guiri”, hoy tan usada, quién fue el primero que escribió la palabra “guay”, los versos que Lope de Vega escribió en euskara, quién diseñó el primer campo en el que jugó el Athletic, porqué al barrio de Romo se le llama “Romo”, cuántas “Guerras Civiles” hubo durante el siglo XIX, quién escribió y compuso realmente el “Gernikako arbola”, quién fue el que consiguió recuperar los Fueros que han llegado hasta nuestros días, quién fue la primera mujer que consiguió un título universitario, quién fue la primera mujer mitinera antes incluso que “la Pasionaria”, vas a localizar a una santa que pasó toda su vida haciéndose pasar por hombre, a los comerciantes que se convirtieron en poco tiempo en la oligarquía negurítica, lingüistas, políticos, etc…

   ¿Por qué tienes que comprar el libro? Son 720 páginas en las que, sobre todo, vas a encontrar diversión. Es ameno, se lee fácil y cada semblanza biográfica no pasa de 10 páginas, por lo que es muy fácil dejar su lectura y retomarla un tiempo después en la seguridad de que no vas a perder el hilo. Es un libro de consulta, de tener a mano para retomar cuando pasas por una calle en cuya placa pone un nombre desconocido. Y todos los personajes, distintos, pero todos con un elemento común, su cariño hacia este pueblo que es Getxo retratados con el máximo rigor histórico. ¿Sabías que hace 150 años (que son dos días) Las Arenas ni siquiera existía? Aquí está su historia desde los inicios.

¿Qué no vives en Getxo? Si vives en la villa de Bilbao te encontrarás 18 personas que coinciden. Máximo Aguirre, Lehendakari Aguirre, Iparraguirre, Novia Salcedo, Butrón, Tellagorri, J. Garaizar, Julio Urquijo, Tomás Urkijo (Alda. Urquijo), etc…y siempre aprenderás de otros personajes universales como la Reina Mª Cristina, Marqués de Arriluce, Amann, el Conde de Aresti, Venancio Echeverría (Fundador del B.Vizcaya), Santiago Zabala (cuñado del Lehendakari Aguirre), etc…

   En definitiva, y para no aburrir, tres años y medio de intenso trabajo archivístico e investigador, con el valor añadido de 320 fotografías que le dan a la obra un carácter monumental de un valor histórico que todavía (está muy caliente) no adivino ni siquiera me atrevo a insinuar su futuro.

   Si estás interesado en adquirirlo, me comprometo a hacértelo llegar allá donde tú me digas. Ponte en contacto con la Asociación o llámame por teléfono al 655700557 o a través del mail: javi.landaren@gmail.com.

   El precio es de 29,50 € y puede ser un bonito y provechoso regalo de “Olentzero” o “Reyes Magos” para tus familiares y amigos.

   Para finalizar, otro latinajo: “Finis coronat opus”. Espero que algún día pueda ver tu obra con esta frase final. Yo ya tengo cumplido mi sueño.

 

                                                                                   Javier Campo Esteban


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una idea sobre “Por qué y para qué escribir un libro

  • Jorge

    Compré el libro. No soy ni vivo en Getxo pero si es y reside mi nuera a la que se lo regalé. Antes leí media docena o más de biografías, aquellas que me llamaron más la atención, además de todo lo que cuentas sobre tu tío Gabriel Aresti. Felicitaciones por todo ello.

    También quiero destacar que considero muy oportuna la utilización de la web de la Asociación como punto de comunicación entre todos/as.