Los años bilbainos de Unamuno, 1864-1890


JOSE ANTONIO EREÑO.- (Galdakao, 11/12/1942), es doctor en Historia y profesor en la Universidad de Deusto (Bilbao) de Tendencias Historiográficas Actuales, y de Antropología Histórica. Es, igualmente, director de la revista Letras de Deusto. Una parte de sus publicaciones está dedicada a estudios historiográficos, especialmente a la obra de Lucien Febvre, fundador, juntamente con Marc Bloch, de la escuela histórica francesa de los Annales; otra parte, al estudio del Unamuno anterior a su marcha a Salamanca como catedrático de Griego, así como al estudio del Unamuno colaborador en el semanario socialista La Lucha de Clases (Bilbao). Entre sus publicaciones se hallan: “Miguel de Unamuno. Crítica sobre el origen y prehistoria…”

CONVERSAREMOS SOBRE:
Hablar del joven Unamuno nos obliga a hablar del lugar inmenso que en su vida ocupan los recuerdos de sus años de niñez y mocedad, de esa primera capa de su personalidad, que él siempre consideró fundamental, en su sentido más etimológico. De sus gentes, algunas inolvidables, de sus edificios, de sus oscuras calles que se prestaban a las correrías infantiles, obtendría un conjunto inolvidable de reminiscencias, que él en todo momento y desde muy temprano estuvo, lleno de nostalgia, dispuesto a evocar, a dejar caer sobre su espíritu y el de sus lectores en “dulcísimo sirimiri”. El recuerdo gozoso de su niñez, almacenado en el “relicario” de su alma, le parecía “el ungüento espiritual que impide la total corrupción de nuestra alma”. En otro lugar dirá que el contacto con la infancia nos devuelve “algo de la cándida inocencia de la visión serena y optimista del mundo”.

 

 

Los interesados pueden inscribirse pinchando aquí.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *