Meseta de Putorana y Norilsk (naturaleza vs. contaminación)


He considerado oportuno integrar estos dos parajes, tan próximos y tan diferentes, en un solo artículo. El primero, un paraíso de la naturaleza, la segunda una de las ciudades más contaminados del planeta. Ambos están dentro del Círculo Polar Ártico.

 

MESETA DE PUTORANA

Reserva Natural y Patrimonio de la Humanidad

No muy lejos de la ciudad de Norlisk, en el norte de Siberia y dentro del Círculo Polar Ártico, se encuentra el acceso a la Meseta de Putorana, Reserva Natural desde 1988 y Patrimonio de la Humanidad desde 2010.

Fue nombrada Reserva Natural por el Gobierno de la URSS con el fin de preservar la mayor concentración de renos del mundo y la amplia colonia de musmones o muflones que allí habitan, entre otros.

 

Por su parte, la Unesco dio los siguientes motivos para declararla Patrimonio de la Humanidad:

“Un vasto y diverso paisaje de belleza natural espectacular. La meseta de Putorana es virgen y no afectada por la infraestructura humana. Sus características naturales superlativas incluyen una amplia zona de trampas de basalto en capas que se ha diseccionado por docenas de cañones profundos; innumerables ríos y arroyos de agua fría con miles de cascadas; más de 25.000 lagos caracterizados por una formación fiordo, que están asociados con una gran variación en el relieve. Los inmensos paisajes árticos y boreales permanecen intactos, con alfombras de líquenes y los bosques que son inusuales en estas latitudes septentrionales”. Fuente: http://whc.unesco.org/en/list/1234
source: UNESCO/ERI. Description is available under license CC-BY-SA IGO 3.0

La Meseta de Putorana tiene una extensión superior a 1.875.000 hectáreas. Enorme.

Sus montañas no destacan especialmente por su altura, alcanzando como máximo los 1.700 msnm estando la mayoría de las cimas entre los 1.000 y 1.500 msnm.

En los años 30 – 40 del pasado siglo se empezó a recorrer por primera vez por personas ajenas al nómada pueblo de los Evenki que, junto con algunas otras etnias minoritarias, son los únicos que se atreven a transitar por la zona. Aunque todavía a día de hoy hay grandes espacios que nunca han sido pisados por el ser humano.

 

 

En Putorana no hay caminos ni tampoco carreteras, ni aeropuertos o puertos y si grandes extensiones a las que solo se puede acceder en helicóptero.

Dada su situación, dentro del Círculo Polar Ártico, los inviernos son muy duros y muy largos y los veranos cortos y frescos pero con un problema añadido: las abundantes y molestas nubes de mosquitos que aparecen en algunas zonas cuando la temperatura sube, la nieve se derrite y se forman grandes charcas sobre el suelo helado (permafrost).

En compensación, la belleza que aporta sus paisajes helados se transforma en la que proporciona la vuelta de la vida.

En esta página tenemos un reportaje fotográfico muy interesante:

meseta de Putorana, el reino siberiano de las rocas y el agua

En la Meseta de Putorama está el Lago Vivi, considerado el centro geográfico de Rusia. Es un lago de río, con 86 km de largo por 5 km de ancho. No hay ningún asentamiento humano cerca.

 

 

UN ARBUSTO METEREÓLOGO: EL STLÁNIK.

En la parte norte de Siberia, donde el frío en el larguísimo invierno es extremo, vive un arbusto muy especial: el stlánik. De la familia del cedro siberiano, es un superviviente nato. Clava sus raíces en las grietas de las rocas, su tronco alcanza el grosor de un brazo y llega a tener una altura de hasta 3 metros. Su fruto es una panocha muy específica. Es de hoja perenne. Y tiene una fuerte resistencia al duro clima unida a una sensibilidad muy “especial”.

Cuando se acerca el invierno y el frio y el constante viento amenazan, es de esperar que en cualquier momento empiece a caer la nieve. El stlánik nos va a anunciar que se acerca ese momento.

Un par de días antes de empezar a nevar el arbusto se doblará sobre sí mismo y su copa se abrazará con la roca que protege sus raíces. Como si fuera un oso iniciará su periodo de hibernación. Se sabrá dónde está agazapado ya que sobre él se formará un montículo de nieve.

Se acaba el invierno. No sabemos cuándo exactamente. El stlánik si. En cuanto se acerque el buen tiempo se erguirá y su copa empezará a surgir entre la fría y, todavía, dura nieve. No se equivocará. El buen tiempo habrá llegado para quedarse hasta el otoño. Será el primero en despertar del invierno.

Tiene un problema común con todos los de su especie: no puede pensar. Y si en pleno invierno se le enciende una hoguera cerca, se despierta y se endereza. Y cuando se apague el fuego volverá a su posición fetal.

Es también el árbol que más alegra a los que disfrutan de su presencia: siempre está verde.

 

NORILSK

En Norilsk el frio extremo se compensa con el calor del corazón de sus habitantes

Situada dentro del Círculo Polar Ártico, Norilsk es la ciudad más septentrional del mundo entre las que superan los 100.000 habitantes.

Es una de las 42 “ciudades cerradas” que existen en Rusia, tomando este nombre por no ser visitables por extranjeros salvo permiso expreso del SVR o Servicio Secreto del Gobierno, sucesor de la KGB. De estas ciudades, el 75% están regidas por el Ministerio de Defensa y el resto por la Agencia Federal para la Energía Atómica.

Este hecho, además del frio y de la alta contaminación, hizo que en 2017 solamente recibiera 222 turistas extranjeros (consideran nacionales a los rusos y a los bielorrusos).

Fue fundada en 1920, dentro del régimen soviético, con la finalidad de explotar sus riquezas naturales con prisioneros deportados. Su población se multiplicó a partir de 1937 al recibir presos de forma masiva, a consecuencia de las purgas de Stalin, como mano de obra gratuita para sus extracciones mineras.

Es ciudad desde 1953. Su población se dedica principalmente a la explotación intensiva de sus minas de níquel, cobre, paladio…, las más importantes del mundo. Está considerada una de las diez ciudades más contaminadas del planeta. Debido a la lluvia ácida no tiene árboles en un radio de 48 km alrededor. Se estima que genera más del 1% del dióxido de azufre de todo el mundo.

Una de las minas más contaminantes, situada en el centro de la ciudad, está sometida a procesos de cambio para disminuir el impacto ambiental de su funcionamiento.

La empresa MMC Norilsk Nickel, auténtica dueña y controladora de la ciudad, es la mayor productora del mundo de níquel y paladio, la primera en extracción de oro de Rusia, la cuarta a nivel mundial de platino (en su asociación con la norteamericana Stillwater M.C.) y también está entre las 10 primeras minerías de cobre del planeta. Cotiza en la bolsa de Moscú y en el Nasdaq y genera el 1,5% de PIB ruso.

La climatología de Norilsk es realmente dura. Estadísticamente es una de las cinco ciudades más frías de Rusia.
Las 5 ciudades más frías de Rusia

45 días al año no ven el sol, bajando su temperatura ambiente hasta los -50º con un viento que llega a los 25 metros/segundo y la nieve cubre toda la zona al menos 250 días al año. Por el contrario, el sol les ilumina las 24 horas del día entre el 21 de mayo y el 24 de julio, cuando la temperatura puede superar los 30º.
Norilsk (wikipedia)

Está situada en zona de “suelo glacial” o permafrost lo que supone que suelo y subsuelo permanecen congelados todo el año por lo que las casas más humildes están cimentadas en pilotes para no tocar la superficie terrestre. En caso contrario la falta de aislantes haría que las bajas temperaturas subieran a las viviendas por su estructura.

En sus alrededores están las ruinas de lo que fue un impresionante campo de trabajo, con un monumento a los abundantes deportados a la zona en la época de las grandes purgas.

Tiene un muy interesante Museo de Historia Local donde se exponen y se pueden leer (si se sabe ruso) cartas de los presos de los campos de trabajo.

Como curiosidad, añadir que es posible comprar carne de reno en los supermercados del centro.

La ciudad pertenece al Krai (una de las clases de división administrativa de Rusia) de Krasnoyarsk. Veamos algunos datos:

         Krasnoyarsk                ESPAÑA              EUSKADI
Superficie km2 2.366.797 505.370 7.234
Habitantes 2.865.908 46.659.302 2.164.311
Habitantes/km2 1,2 92,3 299,2
                   Norilsk                  Madrid                  Bilbao
Habitantes 177.428 3.207.247 345.122

 

La esperanza de vida de sus moradores solo llega a los 46 años. No obstante, tiene el atractivo de que su actividad minera e industrial hace que no haya paro y el trabajo esté bien remunerado. Tras 15 años de ejercerlo se puede aspirar a una pensión y a tener vivienda gratis en cualquier zona de Rusia.

La riqueza de la empresa hace que no falten alimentos, incluso tropicales, a pesar del alto precio que alcanzan por la ausencia total de zonas de cultivo y la dificultad de importarlos.

Su distancia a Krasnoyarsk, la capital del Krai, ciudad por la que pasa el Transiberiano y de la que hablo en un artículo dedicado expresamente a ella, es de 630 km. en línea recta. Pero la climatología no permite que haya carreteras practicables que las unan por lo que para llegar allí hay que utilizar, cuando el tiempo lo permite, el avión.

También se puede acceder a la ciudad en rompehielos de la empresa.

Podemos hacernos una idea de lo anterior en este reportaje de RT, canal de la televisión rusa:
A FONDO : Norilsk

TURISMO

Según dicen en blogs, artículos y reportajes, la ciudad despierta interés dentro del denominado “turismo extremo”. Los habitantes, que son sumamente amables con los extranjeros, procuran llenar su tiempo con actividades al aire libre cuando el clima es más suave o en locales cerrados en caso contrario. Según he leído, los “turistas” pueden aspirar a visitar una gran mina de níquel operativa.

Es la principal “puerta de acceso” a la relativamente cercana Meseta de Putorana.

No es visitable en un viaje en el Transiberiano.

GULAG: ARTÍCULO 58

“Rusia ha visto mucho a lo largo de sus mil años de historia. Hay una sola cosa que Rusia no ha visto jamás en esos mil años: la libertad”. Vasili Grossman, periodista y escritor (1905-1964)

Al escribir sobre Norilsk es obligado hacer mención a sus campos de trabajo y a las purgas.

“Construida sobre los huesos de prisioneros que eran obreros esclavos, Norilsk comenzó como un puesto fronterizo del gulag de Stalin, un lugar con condiciones tan duras que, según una estimación, de los 650.000 prisioneros que fueron enviados ahí entre 1935 y 1956, alrededor de 250.000 murieron de frío, hambre o agotamiento”.
 En busca de una vida mejor entre el frío extremo y la oscuridad 

Las deportaciones a Siberia en tiempos del comunismo se regían, principalmente, por dos artículos de su Código Penal:

  • Artículo 10 en el caso de los presos comunes

Estos presos tenían un trato diferenciado. En teoría, podían aspirar a mejorar su posición en los campos de trabajo y llegar a ser camilleros, practicantes, contables, etc., aunque, a la hora de la verdad, eran los presos políticos, mejor formados, quienes habitualmente los ocupaban.

Curiosamente, las mujeres condenadas por este artículo normalmente quedaban en libertad si daban a luz un hijo en el campo de concentración. De ahí que muchas intentaran quedarse embarazadas para aspirar a salir de allí.
Varlam Shalámov, Relatos de Kolimá, volumen II – la orilla izquierda.

  • Artículo 58 para presos políticos

Quien quiera hacerse una idea de los innumerables motivos políticos que llevaban a ser víctima de las purgas puede leer en el siguiente enlace el “artículo 58” del Código Penal Soviético, tantas veces mencionado por los grandes relatores de la vida en los durísimos campos de trabajo, Alexander Solzhenitsyn (Archipiélago Gulag) y Varlam Shalámov (Relatos de Kolimá) entre otros.
 Artículo 58 (Código Penal de la RSFS de Rusia)

Las sentencias no necesitaban de juicio previo y bastaba una simple denuncia firmada para que el fiscal o el juez las emitiera directamente. En los tiempos más duros llegaron a denunciarse a familiares, incluso cónyuges, hermanos, hijos, subordinados… como sistema para anticiparse a ser acusado, “caer bien” al régimen o poder ascender profesionalmente, entre otros motivos.

Permitía, por ejemplo, procesos por delitos de expresión o por ser espectadores de los mismos y no denunciarlos.

Esta especie de “carta blanca” le convirtió en el arma política de la Policía Secreta de Stalin. Se aplicó, incluso, en países de la órbita soviética de “detrás del Telón de Acero”.

… Falkovski, cuyo delito fue calificado como agitación. La prueba: las cartas de Falkovski a su novia y las cartas de esta al novio. La correspondencia supone la presencia de dos o más personas. Entonces, (se aplica el) artículo 58, punto 11: “organización”, cargo que agrava considerablemente la causa. (Varlam Shalámov, Relatos de Kolimá).

Las penas de trabajos forzados en campos especiales en Siberia llegaban hasta los 25 años y podían alcanzar a los familiares de los condenados, penalizando tanto a las personas como a su patrimonio, como medida de presión. Una vez cumplidas, el reo generalmente no obtenía permiso para volver a vivir a menos de 150 km. de su residencia habitual.

Era normal que, tras tanto tiempo de suplicio y sabiéndose “marcados” tuvieran miedo a la libertad, especialmente lo que tenían una “T” (de Troskista) en su expediente ya que eran más duramente perseguidos. Por ello, muchos se quedaban en la zona de los campos de trabajo una vez cumplida la condena. Otros, directamente, no aguantaban la libertad y se suicidaban.

Lo cierto es que, leyendo a los escritores mencionados, no se sabe si era mejor sufrir la condena de la deportación o, directamente ser ejecutados en los sótanos de la sede de la NKVD, en la Plaza Luvianka de Moscú.

 

MÁS REFERENCIAS

Bilbao, marzo de 2019. Jorge Ibor.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *