La participación social de las personas mayores:


 Unas aportaciones desde bolunta.

La presencia de las personas mayores en el mundo asociativo ha sido una constante y una pieza fundamental en ámbitos tan variados como la exclusión social, la cultura, el deporte, la cooperación al desarrollo, el ocio, el asociacionismo vecinal… Pero a lo largo de estos últimos años estamos asistiendo a un incremento espectacular de su grado de participación, siendo cada vez mayor el número de personas mayores que dan el paso y llaman a la puerta de muchas entidades sociales diciendo: “¡cuenta conmigo¡, ¿que puedo hacer?”.

bolunta5

Los datos han conseguido romper todos los tópicos ya que aunque los mayores siempre habían sido considerados fundamentalmente beneficiarios de la acción altruista, en los últimos años se ha posicionado como el colectivo más activo y solidario: una de cada dos personas voluntarias en Euskadi es mayor de 55 años, conforme al último estudio realizado en el año 2012.

Entre los factores que explican esta tendencia creciente está el envejecimiento progresivo de la población, lo que hace que esté creciendo considerablemente el peso específico de este colectivo. Pero más importantes si cabe son los cambios cualitativos que ha experimentado. Actualmente, las personas mayores gozan de un mejor estado de salud, disfrutan de una mejor situación económica, están mejor formadas e informadas, tienen una mayor esperanza de vida, cuentan con tiempo libre y con multitud de intereses e inquietudes. Además, atesoran una experiencia personal y profesional que hace muy valiosa su participación como voluntarias en todo tipo de proyectos y tareas.

Ser mayor, llegar a la jubilación no se vive hoy como un retiro forzoso a un segundo plano lleno de limitaciones, sino como el comienzo de una nueva etapa de oportunidades donde desplegar de todo tipo de aficiones y expectativas entre las que cabe la solidaridad y el compromiso con la transformación social.

Voluntad de participar

bolunta7

Nuestra sociedad tiene en las personas mayores un enorme potencial solidario que no puede permitirse el lujo de perder.

Las propias organizaciones de voluntariado hasta no hace mucho tiempo mostraban reticencias para plantearse la incorporación de mayores en sus programas, presuponiendo además cierta falta de interés por parte de dicho colectivo para participar. Sin embargo en la actualidad, cada vez más, se interesan por llegar a este colectivo y aprovechar esa fuente de riqueza, experiencia y disponibilidad que difícilmente pueden ofrecer otro tipo de colaboradores.

Por su parte, las personas mayores hace tiempo que vienen haciendo expresa esta voluntad de participar en el desarrollo social como ciudadanos y ciudadanas de pleno derecho. Lo hacen desde sus temores y sus dudas, pero también, y ante todo, desde la generosidad, la vitalidad y una buena dosis de responsabilidad.

Nuevos retos para el fomento de la participación y la solidaridad

Y esta voluntad plantea un reto a nuestra sociedad, el reto de habilitar los canales de participación que aprovechen su energía y su conocimiento. Una buena gestión de su participación es, a la vez, una fuente de integración, motor de cohesión social, camino de realización personal y más manos para el bien común.

La promoción de la participación debe ser una apuesta de primera magnitud desde las diferentes estancias de nuestra sociedad. Se vienen dando algunos pasos y avances liderados, como no podría ser de otra forma, por las propias personas mayores, pero el camino es largo.

bolunta6

Paralelamente esta nueva realidad social está planteando profundos retos y cambios al mundo asociativo. Las asociaciones de personas mayores necesitan también adaptarse y se ven obligadas a evolucionar hacia nuevos modelos y actividades que les permitan seguir cumpliendo su función social y ser capaces de atraer a las nuevas personas mayores y los nuevos perfiles que hay detrás de ellas.

También es clave mantener la solidaridad entre las generaciones en una sociedad con un número cada vez mayor de personas de edad avanzada.

En este camino bolunta viene impulsando sin complejos la participación de las personas mayores. Apoyamos sus procesos individuales y favorecemos su llegada a las diferentes organizaciones de voluntariado de Bizkaia. Pero también ofrecemos asesoramiento y apoyo a las propias asociaciones y federaciones de personas mayores, impulsamos la creación de nuevos proyectos asociativos y acompañamos a algunas asociaciones e instituciones en la difícil tarea de ampliar y mejorar la participación del voluntariado.

Seguimos comprometidos en ese objetivo, que vivimos con mucha responsabilidad pero con la convicción de que nuestra función es precisamente esa: trasladar a la sociedad que todos tenemos mucho que ofrecer y aportar.

bolunta8

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.