BAGAN

myanmar-99
             Uno de los muchos templos de Bagan

Fue la capital de varios de los reinos de la antigua Birmania. En sus alrededores se construyeron entre los siglos XI y XIV más de 4.000 templos budistas especialmente en vida y con el patrocinio del rey Anawrahta. 

Anawrahta Minsaw (Bagan 1014 – 1077) está considerado el padre de la patria birmana.
Fundó el reino llamado Pagan unificando todas lastierras alrededor del rio Irawadi y puso otras regiones periféricas bajo su mando.
Su subida al trono en el año 1044 marca el inicio de la Historia de Birmania.

En sus tiempos, el reino de Pagan fue junto con el Jemer el más fuerte de Indochina.

Marco Polo conoció esta ciudad y escribió quele había maravillado. En aquellos tiempos llegó a tener más de 14.000 templos. Hoy en día quedanen pie 4.446, la mayoría de ellos visitables. La sismicidad de la zona ha influido en este descenso.

Marco Polo (Venecia, 1254 – 1324), famoso mercader y viajero, dictó a Rustichello de Pisa, compañero de celda en la cárcel de Génova donde estuvo preso un par de años en los últimos de su aventurada vida, su famoso relato conocido entre nosotros como “Los Viajes de Marco Polo”.

En él se narra su odisea que comenzó cuando contaba con 15 años y su padre y su tío decidieron llevarle al que para ellos era el retorno a los países del Lejano Oriente con los que Venecia comerciaba a través de la Ruta de la Seda trayendo al mundo occidental además de ricas y finas telas, especias y otros productos tan admirados en aquella época.

Según nos cuenta en su relato, estuvo 19 años en la corte del emperador mongol Kublai Kan en Pekín, logrando impregnarse de la cultura china – mongola de la época.

Nos narra en el libro, entre otras cosas, como fue tres años consejero del gran Kan, su colaboración en la toma de ciudades chinas colaborando en la construcción de material de asedio y como tuvo conocimiento del uso pacífico de la pólvora en la corte, así como del papel moneda y de los espaguetis (esto parece que no es cierto)entre otras muchas novedades.

Me resultó un gran descubrimiento leer la magnífica novela histórica llamada “El Viajero – Marco Polo” de Gari Jennings que he releído no hace mucho.

En varias ocasiones se había planteado la posibilidad de que Bagan fuera declarada Patrimonio de la Humanidad pero esto no había ocurrido antes de nuestra llegada por las reconstrucciones faltas de la suficiente calidad llevadas acabo por los militares en su época en el poder.

En 2019, dos años después de nuestro viaje, el Gobierno de Myanmar logró la inclusión de esta zona de templos entre los monumentos Patrimoniode la Humanidad.

La Unesco hace esta definición:

En la llanura central de Myanmar, anidado en una curva de la orilla izquierda del río Irawadi, se halla el sitio sacro de Bagan cuyo paisaje está poblado por un conjunto excepcionalmente abundante y variado de obras artísticas y arquitectónicas budistas.

Integrado por ocho elementos, el sitio posee numerosos templos, estupas, monasterios y lugares de peregrinación, así como vestigios arqueológicos, frescos y esculturas. Constituye un testimonio espectacular de la civilización que floreció entre los siglos XI y XIII en la región, cuando la antigua ciudad de Bagan era capital de un importante imperio búdico. El conjunto de monumentos arquitectónicos existentes refleja cuan intenso era el fervor religioso en dicho imperio.

El mayor problema para su conservación son los terremotos que le azotan cada cierto tiempo. En el siglo XX, por ejemplo, se contabilizaron más de 500 en este entorno siendo el peor uno de 1975 que alcanzó el grado 8 en la escala de Richter causante de grandes daños humanos y materiales.

Hay que diferenciar entre las ciudades denominadas “nuevo y viejo Bagan”, ambas muy próximas entre sí. Siendo pequeñas las dos, la nueva es la más habitada por unas 22.000 personas estando la antigua prácticamente abandonada desde la época delos militares.

En esta ciudad compramos una fotografía a un profesional muy laureado. Además de pagar demasiado, al llegar a casa nos hemos dado cuenta de que su tamaño no cumple las medidas estándar de los marcos aquí a la venta.

myanmar-100
                                           Vendiendo pescado

Le habíamos comentado a San Yu que nos gustaba conocer las costumbres locales. Y que una de las mejores formas de hacerlo pensábamos que era visitar los mercados de cada población a primera hora de la mañana, cuando más gente estaba comprando.

Empezamos el día acudiendo al de Bagan. No faltaron los paseos entre los puestos con los productos colocados sobre trapos encima de la tierra o sobre cajas de madera en un recinto sin asfaltar y sin medidas sanitarias.

Las preguntas acerca de que era una cosa u otra se repetían. En uno en concreto, además de ver los abundantes lugares de venta de frutas y verduras, de pescado seco y de especias, nos detuvimos a contemplar en detalle la venta a granel de aceites, especialmente de cacahuete, que es el más utilizado para cocinar en este país tan lejano al Mediterráneo y desconocedor de la existencia de nuestro apreciado zumo de oliva.

Iniciamos en este punto una costumbre magnífica: tomar un té con porras hechas delante de nosotros que consumimos sentados en pequeños asientos ya que hablamos de taburetes y mesas muy bajos.

La falta de higiene seguía rodeándonos. Para lavar las escasas tazas y cubiertos, bastante deteriorados, utilizaban dos baldes, uno con agua y puede que algo de jabón en algún momento pasado para, supuestamente, enjabonar y otro para aclarar solo con agua que no cambiaban con la frecuencia deseable según dedujimos del color y de lo turbio del líquido elemento.

Agarradas por las asas sumergían la taza unos segundos por el primero y rápidamente repetían la acción en el segundo para, parece ser, aclararlo. Creo que lo que hacían era un simulacro.

Los churros deduje que eran de harina de arroz y el aceite de cacahuete. Simplemente por ser productos muy frecuentes en su alimentación.

Sin duda, lo mejor de los mercados era su actividad, los productos con su olor y colorido y ver en acción a compradores y vendedores.

myanmar-101
                                                Pagoda Shwe Zigon

A continuación fuimos a visitar la Pagoda de Shwe Zigon o Pagoda del Trono Dorado, auténtica joya de Bagan, con más de 900 años de antigüedad. La construcción se inició durante el reinado del antes mencionado monarca Anawrahta y fue terminada por su hijo y sucesor.

La Estupa central está rodeada de varios templos, como es habitual. Se dice que en su interior hay un diente y un hueso de Buda.

Se ha visto afectada por diversos terremotos. La parte superior estaba siendo restaurada. Las terrazas inferiores son las más antiguas.

myanmar-97
   Una peregrina deposita una ofrenda dineraria

En los alrededores de la Pagoda hay 37 nats que, una vez más, son guardianes del recinto. A algunos los fieles les rinden culto depositando donaciones, sobre todo en metálico, para obtener su amparo.

En uno de los templos se adoraba la figura de un padre que tenía a su derecha la de su hijo, santos benefactores del recinto. Pudimos comprobar que tienen bastantes seguidores, especialmente el primero, como se demuestra por las urnas al lado de cada efigie donde entra el dinero, aunque sea en mínimas cantidades, de forma continuada.

La siguiente visita fue a la Pagoda Dhamayangyi, también denominada “la pagoda cruel”. Fue mandada construir por el rey Narath en 1167 con la idea de que fuera la más grandede las existentes. Cuando falleció se abandonó el proyecto y se quedó incompleta, más o menos como se ve ahora.

El citado rey había llegado al trono tras asesinar a su padre y a su hermano mayor, el heredero legal. Fue famoso su reinado por los métodos tan crueles utilizados con sus súbditos y enemigos.
En los últimos años de su vida se arrepintió de su comportamiento por temor a las consecuencias que pudiera tener en su  reencarnación por lo que decidió hacer grandes méritos construyendo una pagoda que destacaría por su belleza y, sobre todo, por su tamaño.
Pero no abandonó del todo su dureza. Por ejemplo, durante la construcción, enteramente hecha con ladrillos, marcó una distancia máxima entre ellos. Si había un error aunque fuera mínimo mandaba que le cortaran los dedos al albañil correspondiente delante del resto de operarios y que los arrojaran en los huecos que quedaban entre las paredes internas. 

myanmar-102
                   En la Pagoda Dhamayangyi

Al templo se accede por cuatro entradas distintas orientadas hacia los cuatro puntos cardinales como es habitual.

Se comenta que uno de las estatuas de Buda corresponde al que ha de venir.

Una mañana estaba Buda paseando por el campo, concentrado en sus meditaciones, cuando llegó a una zona atravesada por un arroyo que no veía como cruzar sin mancharse de barro.
Un campesino que le vio corrió a tumbarse en el cauce y le dijo: “atraviesa el caudal pisando sobre mi cuerpo que utilizarás a modo de puente; esto será para mí el mayor Honor al que puedo aspirar en vida”.
El Maestro, agradecido por el detalle, le anunció que el quinto Buda, el próximo que vendrá, lo hará en su reencarnación

Durante la visita nos encontramos con un grupo de catalanes. Su guía birmano nos habló maravillas del nuestro que, según nos comentó, había sido su maestro.

En el exterior del templo había un puesto de venta de marionetas, a las que son muy aficionados los nativos, con figuras de guerreros y nats, simples pero muy llamativas. Hicimos la correspondiente compra.

myanmar-103
                                                “Tienda de Marionetas”

Visitamos a continuación el Templo de Sulamani cuya fotografía figura en la contraportada de la Guía Azul que nosotros llevamos al viaje (Isabely Javi portaron la Lonely Planet). Construido en el siglo XII en ladrillo, su parte superior está destruida por uno de los terremotos a los que  antes hago mención.

myanmar-104
                       Templo de Ananda

Seguimos con el impactante Templo de Ananda. Aunque es cierto que empezábamos a tener un exceso de información y visitas a Pagodas y Templos, este monumento es especial.

Su construcción se inició en 1185. Está dedicado a una prima y secretaria de Buda llamada Ananda nombre que en sanscrito significa bendición.

Su construcción mezcla estilos mon e indios. Se le suele llamar “la abadía de Westminster” budista.

En su interior hay figuras de Buda antiguas. La diferencia con las modernas es, básicamente, que en el siglo XI y cercanos las túnicas se representaban pegadas al cuerpo rodeándolo en su totalidad si bien tan finas que llega a notar el ombligo y la musculatura, al contrario que las estatuas más recientes que tienen una vestimenta más espesa y que deja al descubierto más superficie.

También llama la atención que Buda está generalmente de pie, con porte atlético.

Se comenta que el impulsor de la construcción, siguiendo un criterio difícilmente entendible, decidió enterrar bajo lo que denominaríamos ahora “la primera piedra” a un niño vivo con lo que intentaba resaltar la pureza del centro y, de paso, que cuidara de la pagoda y del lugar una vez que su alma se convirtiera en un nat.

myanmar-105
                     Templo de Sulamani

Vaya por delante que no me considero ningún especialista en este escabroso tema de los sacrificios antes los dioses, ni siquiera llego a un nivel bajo en su conocimiento.
Pero si que he observado que, desde los tiempos más remotos la humanidad ha ofrecido sacrificios de, digamos, una selección de lo más querido de entre sus gentes como demostración máxima de sumisión al dios correspondiente.
Son conocidos los sacrificios de vírgenes en las culturas mayas o de los niños nobles con sus criados en la inca además de los seguidos por las tribus indoeuropeas en la prehistoria. O, más directamente, como el dios cristiano sacrificó a su único hijo,“por la salvación de la humanidad”.
Dentro de este tipo de barbaridades encontramos la que se hizo para santificar la fundación de Anfípolis, antigua ciudad macedonia situada en la desembocadura del río Estrimón:
Fundada por el rey persa Jerjes I en el SigloV a.C., con el nombre de Ennea Hodoio o 7 caminos (los que confluían en ella), el monarca mandó enterrar vivos en el inicio de cada uno de ellos a una pareja de jóvenes considerados puros.

No me resisto a contar otro tipo de sacrificios a los dioses que se dieron en Roma donde, al menos en la fase de la República,  no se hacían sacrificios humanos de ciudadanos romanos. Con hacerlos a los no ciudadanos y a los llamados bárbaros no tenían problemas. Especialmente por medio de las crucifixiones.

En el caso de Roma, utilizaban animales con rituales muy complejos a seguir en el momento de su matanza concluyendo con el análisis de las vísceras por los augures con el fin de predecir el futuro y la conveniencia del acto a celebrar, ya fuera una acción política o una civil como podía ser un funeral de Estado o una boda entre patricios.

Salvo en una excepción de carácter anual que voy a describir a continuación, no sacrificaban caballos, sin duda por el muy importante papel que tenían en su ejército.

myanmar-106
Templo de Ananda. Una representación diferente de Buda

Los idus de octubre (15 del mismo mes)marcaban el final de la época de campañas militares y ese día se celebraba una carrera sobre el césped del Campo de Marte, ante las Murallas Servias de la Roma republicana.

Los mejores caballos de guerra del año se enganchaban a pares a los carros y se conducían al galope; el animal del lado derecho del par ganador se convertía en El Caballo de Octubre, y el flamen Martialis o sacerdote de Marte, dios de la guerra, lo sacrificaba ritualmente con una lanza. A continuación le cortaban los genitales y la cabeza: los genitales se trasladaban de inmediato al hogar sagrado de la Regia, el templo más antiguo de Roma, para verter allí su sangre, y entregarlos a las Vírgenes Vestales, que los incineraban en la llama sagrada de Vesta; después, las cenizas se mezclaban con masa de pasteles que se ofrecían en el aniversario de la fundación de Roma por su primer rey, Rómulo.

Por su parte, la cabeza debidamente decorada se arrojaba entre dos equipos de ciudadanos humildes, uno del barrio de la Subura y el otro del barrio de Sacra Vía, que pugnaban denodadamente por su posesión. Si vencían los de la Subura, la cabeza, se clavaba en la Torre Mamilia; si ganaban los de la Sacra Vía, la cabeza se clavaba en el muro exterior de la Regia.

En este ritual, tan antiguo que nadie recordaba su origen, lo mejor de Roma se sacrificaba a los poderes gemelos de la regían: la guerra y la tierra. A éstos la ciudad debía su fuerza, su prosperidad y su eterna gloria.

La muerte del Caballo de Octubre era a la vez un duelo por el pasado y una visión del  futuro.
Fuente: El Caballo del Cesar. Colleen Maccullough.

Visitamos otro taller con una temática diferente a la par que interesante: el lacado sobre  bambú. Es curioso cómo se hace artesanalmente y el resultado que se obtiene. Por supuesto, sin que se pudiera saber a ciencia cierta si era industrial lo que vendían, primero “calentaban” al turista y luego ponían a su disposición recipientes a “precio de oro”.

myanmar-107
                                       Anochece en Bagan

Fuimos a ver atardecer desde lo alto de un pequeño templo al que los primeros en llegar pudimos acceder mientras los muchos que iban llegando después tenían que buscar otros emplazamientos. La primera fila de la terraza de entre as dos que se podían ocupar la completaron Isabel y Javi. No obstante, una señora que llegó más tarde tuvo habilidad para, tras sentarse en el suelo, detrás de ellos, ir poniendo los pies entre los de primera fila e ir integrándose empujón a empujón hasta lograr el mejor sitio. Bego y yo estuvimos en segunda fila apoyando la espalda contra una pared.

Llegó la hora de la cena. Antes nos acercamos a un restaurante para turistas con espectáculo de marionetas, respuesta de San Yu a una petición que le habíamos realizado el día anterior. Había intentado reservar un buen sitio pero no había logrado contactar con el local y cuando llegamos no había ninguna mesa libre con buena visión del escenario por lo que, siguiendo sus consejos, lo dejamos pendiente para el siguiente día.

Ante esta situación, nos dirigimos al restaurante donde habíamos cenado la noche anterior.
Cuando estábamos de camino San Yu recibió una llamada de otro guía que estaba en las proximidades del teatro con un grupo de turistas y que tenía en su poder mi libro digital. Fuimos a su encuentro. Lo recibí en perfecto estado, envuelto en papel de plástico transparente.

myanmar-108

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 Comentarios en “BAGAN”

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies