La primera Cruzada (una aproximación)


La ordalía (Juicio de Dios) de Pedro Bartolomé

INTRODUCCIÓN.

Cruzadas

Romántica aventura cristiana o última invasión de los bárbaros, movimiento animado por razones religiosas o saqueo guiado por la ambición y la codicia, la Historia de las Cruzadas constituye un acontecimiento decisivo en la Edad Media. Antes de su inicio -en el siglo XI- los grandes centros de la civilización eran Bizancio y los países del Califato árabe; antes de su conclusión -en el siglo XIV – la hegemonía de la cultura y del poder se había desplazado ya hacia Occidente. Para comprender ese lento pero irresistible movimiento de deriva no basta con estudiar las circunstancias que dan 
cuenta de su génesis en Europa; es preciso también explicar las condiciones que en Oriente posibilitaron el avance de los cruzados. La mirada debe arrancar desde el Atlántico hasta Mongolia, y el espectador ha de situarse en la perspectiva tanto de los francos como de los árabes y los cristianos de Oriente.

Steven Runciman está considerado como el mayor experto del mundo sobre el tema. Introducción de su libro Historia de las cruzadas, publicado en 1952 de recomendada lectura.

La creencia de que las cruzadas, que con interrupciones se desarrollan de 1096 a 1278, respondían a una manifestación de la profunda religiosidad de los pueblos de Europa Occidental en la época medieval sufre un serio revés con el desarrollo de la historiografía moderna. La revelación de nuevos hechos y una interpretación más crítica de los documentos históricos medievales lleva a la mayoría de los historiadores a desechar la ingenua e idealista explicación de las causas que originaron las cruzadas. Estos historiadores se centraron en los diferentes fenómenos de la vida económico-social de los siglos XI y XII, que fueron los auténticos móviles de las cruzadas

Mijail Zaborov historiador con base marxista, profesor de Historia Medieval en las Universidades de Viena y Praga y catedrático en las Universidades de la Sorbona y Ruán. Introducción de su libro Historia de las cruzadas publicado hacia 1987.

OrdaliaImg1

Ordalías

El Diccionario de la Lengua Española define Ordalía como

Prueba ritual usada en la Europa Medieval y en ciertas sociedades para averiguar la culpabilidad o inocencia de una persona acusada, y una de cuyas formas es el juicio de Dios.”

Su función era suplir las disputas de todo tipo resueltas hasta entonces por la fuerza con el objetivo de que un acusado de alguna tropelía pudiera defenderse implorando la ayuda o Juicio de Dios que si acudía pasiva o activamente en su auxilio demostraba que era inocente y quedaba libre. Destaquemos algunas modalidades:

  • Pan y queso. Un acusado era obligado a comer pan y queso sobre un altar. Si era culpable “aparecería” algún ser superior para apretarle el gaznate para que falleciera por asfixia.
  • Hierro candente, agua hirviendo, plomo derretido, etc. El posible delincuente tenía que agarrar el hierro o sumergir una mano o hasta el brazo en los líquidos y si no se lesionaba o se recuperaba de las heridas producidas era inocente.
    • Aquí está el origen de la expresión “poner la mano en el fuego por alguien”.
  • Caminar sobre hogueras o brasas, variante de la anterior.
  • Prueba del agua, utilizada especialmente en casos de brujería. Se le ataba de pies y manos al acusado y se le arrojaba a un rio. Si se salvaba era inocente.

Hay muchos más tipos de Ordalías, algunas diferenciadas por zonas geográficas. En todos los casos la salvación o condena del reo se imputaba a la intervención divina por lo que el resultado era inapelable.

  • Las ordalías fueron reemplazadas a partir del siglo XII por las torturas.

OrdaliaImg2.jpg

LA PRIMERA CRUZADA

Introducción

Para comprender las Cruzadas es preciso analizar (cosa que no voy a hacer ya que mis conocimientos son mínimos y me limito a reflejar algo de lo que he leído en libros o artículos) entre otros los siguientes temas:

  • Evolución del Cristianismo a partir del Emperador Constantino de Roma, con los Cismas, Concilios, etc., que se sucedieron como consecuencia de la interpretación que se hacía de los Libros Sagrados y de las Transmisiones Orales.
  • División, no oficial todavía, entre la Iglesia entre la Romana y la Bizantina (esta con sus múltiples derivaciones como Ortodoxos, Coptos, Armenios, etc.).
    • La adopción conceptual de “filioque” y su ratificación mediante en el Concilio de Toledo (589) y el abandono definitivo del “arrianismo” en aras de una unificación religiosa tuvo gran influencia en ello.
  • División del Imperio romano y desaparición del Imperio de Occidente con la entrada de nuevos pueblos, nuevas formas de vida e implantación del feudalismo en la Era Medieval. Pobreza extrema e incultura total. Fanatismo religioso. Tiempos tenebrosos y terribles.
  • Aparición de una nueva religión monoteísta, el Islamismo con su posterior evolución hacia postulados integristas. Ganan peso los Selyúcidas y los fatimitas.
    • Hasta el siglo XI, había cierta libertad religiosa en territorios musulmanes y en concreto en Jerusalén, manteniéndose los lugares Sagrados del Cristianismo en perfecto estado y permitiéndose el culto libre y las peregrinaciones desde Occidente.
  • Dificultad de mantener el Imperio Romano de Oriente a pesar de la “gran virtud” política de los Bizantinos de enfrentar las facciones enemigas entre sí.
  • La primera cruzada se inicia a finales del Siglo XI, caracterizado en Occidente por su duro sistema feudal, continuas luchas entre señores y hambre y penurias en el campesinado. En 100 años hubo 26 de malas cosechas en Francia.
    • En realidad es una doble cruzada, la de los pobres encabezada por Pedro el Ermitaño y Walter “el Indigente” o “el Desnudo” de trágico final en Nicea nada más entrar en el continente asiático y la de los nobles, ansiosos de poder y riqueza, ambos bajo el mandato de una Iglesia muy ambiciosa.
  • Por último, la confluencia de dos personajes muy importantes e influyentes: el emperador Alejo I Comneno y el Papa de Roma Urbano II. El primero, atacado constantemente su imperio por los musulmanes, aprovechó la llegada de nuevos tiempos con la destrucción de símbolos básicos de los cristianos y la imposibilidad de peregrinaciones para pedir ayuda al Santo Padre pensando que esto le ayudaría a recuperar el poder sobre las tierras perdidas militarmente.
    • Alejo I esperaba el envío de un pequeño grupo de mercenarios en su ayuda.

Convocatoria (1095)

El Papa Urbano II fue un maestro del Marketing y la Comunicación, además de un glotón sin fondo. Debería estudiarse su actividad en las Escuelas de Negocios si no se hace ya.

En el Concilio de Clermont Ferrand predicó la primera Cruzada movilizando a gran parte de los nobles más importantes de Occidente quienes uniendo a sus motivos religiosos las ansias por el dinero y el dominio de nuevas tierras, se apuntaron con sus ejércitos. Contó con la colaboración de Pedro el Ermitaño que logró reclutar a una gran masa de pobres e indigentes que no tenían nada que perder y algo o mucho que ganar en este mundo o en el más allá y poco preparados militarmente.

  • Urbano II prometió la indulgencia plenaria (la salvación eterna) para aquellos que fallecieran Oriente con independencia de lo que hubieran hecho, incluido robar o matar. Al grito de “Deus vult” (Dios lo quiere) enardeció a las masas.

OrdaliaImg3

Las cruzadas trasladaron las zonas de conflicto entre nobles a Oriente dejando Occidente en relativa paz. Además la movilización de innumerables indigentes unido al impulso comercial que facilitaron los dominios en la plazas del Próximo Oriente dio inicio en el Oeste de Europa a una época de paz y progreso y, por tanto, crecimiento.

Desde su inicio hasta las puertas de Antioquía

Auténticos ejércitos con deseos de riquezas materiales y espirituales y con necesidades continuas de cubrir necesidades básicas, especialmente comida y bebida para ellos y para sus animales ya que el avituallamiento no estaba previsto, atravesaron Europa hasta Bizancio con varios nobles al frente inicialmente unidos por una autoridad religiosa, Adhemar de Monteil, que hacía lo que podía ante sus ambiciones.

Alejo I, varias veces arrepentido de la llamada de auxilio que había hecho, logró controlar en parte a estos ejércitos en el recorrido por sus dominios lo cual no quitó que en demasiadas ocasiones ciudades y comarcas fueran arrasadas y saqueadas en nombre de Dios y muchos de sus habitantes, básicamente cristianos, violentamente mutilados o asesinados.

Tras asegurarse la autorización y el apoyo de Alejo I Comneno con un juramento de fidelidad a Bizancio los cruzados siguieron camino a través de la Turquía asiática donde entraron en lucha con los moros sin dejar de atacar por el camino a cristianos, judíos o de cualquier otra religión si veían posibilidad de enriquecerse.

Anteriormente los miembros de la Cruzada de los pobres ya habían pasado a Asia y allí fueron masacrados por los ejércitos musulmanes. Entre otras cosas no tenían armamento apropiado ni preparación militar.

OrdaliaImg4

La primera gran conquista tuvo lugar en Nicea si bien Alejo I que no se fiaba, con razón, del juramento de los cruzados, llegó a un acuerdo con sus gobernantes y se adelantó en la toma de la ciudad. Un reparto del botín tranquilizó a nuestros protagonistas.

Poco después tuvo lugar, durante el duro y estrecho recorrido a través de los montes turcos, la batalla de Dorilea donde los cruzados lograron una importante victoria sobre un superior ejército turco.

Los ejércitos cruzados tenían grandes rencillas entre ellos por las ansias de riquezas y por la distribución las tierras que conquistaban aunque siguiera el tema religioso de fondo. Cada noble intentaba lograr lo mejor para sus intereses. Además, las malas planificaciones y los pactos entre musulmanes hicieron que la buena marcha que llevaban los cruzados hasta Antioquía (1097), salvo por la dureza de algunas partes del recorrido, sufriera un parón muy peligroso en el intento de toma de esta ciudad por asedio y asalto.

Previamente, el noble Balduino con sus tropas se desvió a Edesa, población totalmente cristiana, donde fueron magníficamente recibidos por entender que supondrían una ayuda en la continua labor de defensa contra los ataques turcos.

Allí su rey Thoros, mayor y sin hijos, para afianzarse la ayuda franca adoptó y nombró como heredero a Balduino. Poco después se dio cuenta de su error ya que fue asesinado por los invasores cuando reaccionó e intento huir y así Balduino que pasaba totalmente de la religión fue coronado primer mandatario de Edesa.

Este mismo Balduino fue nombrado primer rey de Jerusalen tras la muerte del Gobernador – Protector Godofredo de Buillón. Éste, buen cristiano, cuando tras la toma de la ciudad sagrada asumió el poder se negó a ser Rey de la ciudad en honor a Jesucristo, para él el único Rey posible.

Tras varios meses al pié de las murallas de Antioquía la situación de los cruzados se hizo insostenible. Las tropas tenían escasez de alimentos, la ciudad parecía inaccesible, los moros cada día estaban más fuertes. Y otros musulmanes estaban juntando un ejército para atacar a los cristianos. Se necesitaba un acicate, una reactivación moral muy importante, además de una traición entre los enemigos.

Pedro Bartolomé y sus visiones

Aquí entra en acción Pedro Bartolomé. Monge místico francés, golfo y borrachín según muchas fuentes y con poco prestigio entre las tropas, en diciembre de 1097, al principio del asedio de Antioquía y en la fase inicial de desmoralización de los invasores, aseguró que se le había aparecido San Andrés que, transportándole en sueños, le había llevado hasta el altar de la Iglesia de San Pedro de la localidad y le había indicado dónde estaban los restos de Lanza Sagrada que habían clavado los romanos en el costado de Cristo.

Dado que Jesucristo subió a los cielos es imposible que existan reliquias de su persona. En época de las Cruzadas, sin embargo, salieron como hongos piezas relacionadas con Él, como trozos de la Cruz, Lanzas, ropas, etc.

Inicialmente no le hicieron mucho caso. Mientras la situación de los sitiadores fue empeorando por falta de provisiones. El hambre se extendió por los campamentos. Y Pedro cada cierto tiempo aseguraba tener nuevas visiones a las que se añadió San Agustín e, incluso, el propio Jesucristo quienes le aseguraban que los problemas de los cruzados se debían a sus pecados y a que no habían atacado la ciudad y buscado la lanza.

Las necesidades y las advertencias de Bartolomé finalmente envalentonaron a los soldados que iniciaron el asalto con gran decisión. Ayudados por una traición interna entraron en Antioquía asolándola en buena parte, matando a un gran porcentaje de la población civil y apoderándose de todas las riquezas que encontraron.

En la Catedral, tras varios días de excavaciones, no hallaron ni rastro de la lanza en el lugar que indicó Pedro. Pero éste, una noche, acompañado de dos testigos interesados, uno de ellos Raimundo,  Príncipe cruzado, y el otro un monje, entró en la zanja abierta y volvió a la superficie con la Lanza en su poder lo cual le dio credibilidad y fama. No obstante otros mandatarios y el legado Papal, Adhemar de Monteil, Obispo de Le Puy, sospecharon de que había llevado la presunta reliquia escondida entre sus ropas.

Posteriormente volvió a tener apariciones que le marcaban el camino a seguir por las tropas. Incluso en una de ellas Cristo le había dicho que los Cruzados tenían que marchar descalzos hasta que tomaran Jerusalén lo que algunos harían más adelante. Pero la disparidad y lo alocado de buena parte de sus planteamientos más la rivalidad entre jefes las que hicieron que se le dejara de creer.

OrdaliaImg5

La Ordalía

Pedro Bartolomé, muy metido en su papel, sin distinguir muy bien al parecer entre visiones originadas por su afición a la bebida y las supuestas apariciones de santos, quiso reafirmarse ante sus compañeros como profeta y se sometió voluntariamente a una Ordalía o Juicio de Dios para gran alegría de sus compañeros de Cruzada.

Así fue. Una noche hicieron un camino con brasas de leña y paseó lentamente por encima de las mismas. Al llegar al final del recorrido dijo que Dios le había mantenido con vida lo que probaba que era inocente.

Fueron sus últimas palabras inteligibles ya que a partir de ese momento solamente se le oyeron gritos y lamentos. Murió de las heridas causadas por el fuego 12 días después tras sufrir terriblemente en una lenta y muy dolorosa agonía. Era el 20 de abril de 1099.

Culminación de la primera Cruzada: la toma de Jerusalén

En Antioquía los cruzados pasaron importantes penurias. Al poco de entrar en la ciudad llegó un ejército musulmán muy potente y les sitiaron. Lograron sobrevivir no sin sufrir importantes bajas.

En julio de 1099 los cruzados tomaron Jerusalén tras un asedio de 40 días no exento de dificultades. La falta de previsión trajo esta vez una carencia importante de agua y madera para preparar el asalto a sus murallas.

Una vez tomada la ciudad su comportamiento fue auténticamente salvaje. Solamente respetaron la vida de unos pocos líderes musulmanes de acuerdo a unos pactos previos que favorecieron la conquista. Durante día y medio mataron uno a uno al resto de los habitantes islámicos con independencia de sexo o edad. No dejaron a ninguno.

En cuanto a los judíos se siguió el mismo ritmo si bien hay que resaltar que un número importante de ellos se encerraron en una Sinagoga cuyas salidas bloquearon antes de prenderla fuego y dejar que se quemaran todos sus ocupantes en el interior.

OrdaliaImg6

Raimundo de Aguilers, canónico de Puy que tomo parte activa en la acción lo describe así:

Maravillosos espectáculos alegraban nuestra vista. Algunos de nosotros, los más piadosos, cortaron las cabezas de los musulmanes; otros los hicieron blancos de sus flechas; otros fueron más lejos y los arrastraron a las hogueras. En las calles y plazas de Jerusalén no se veían más que montones de cabezas, manos y pies. Se derramó tanta sangre en la mezquita edificada sobre el templo de Salomón que los cadáveres flotaban en ella y en muchos lugares la sangre nos llegaba hasta la rodilla. Cuando no hubo más musulmanes que matar los jefes del ejército se dirigieron en procesión a la Iglesia del Santo Sepulcro para la ceremonia de acción de gracias.

Finalmente se apoderaron y repartieron todos los bienes y tomaron posesión de la ciudad sagrada para judíos, cristianos y musulmanes. Todo esto en nombre de Dios.

Los propios cruzados, pocos días después se arrepintieron de sus fechorías. El suceso se transmitió a  todo el mundo civilizado y los seguidores de Alá prometieron venganza y la reconquista de las tierras ganadas por los cristianos. Sirvió de acicate varios siglos.

La toma de Jerusalén es recordada por historiadores como el primer acto plenamente fundamentalista de la historia de las religiones.

Este tipo de actuaciones, quizás no llevadas nunca hasta este extremo, eran frecuentes en la Edad Media en la toma de Castillos si la resistencia de sus habitantes había causado daños en los conquistadores.

——————————————————————————————————————

NOTAS DEL AUTOR

En primer lugar, me gusta recordar que no es posible interpretar lo sucedido en la Edad Media con los ojos de hoy. Hay que ponerse en situación y pensar en la forma de vida en aquellos tiempos. Baste pensar que en Francia en el Siglo XI se tiene constancia de canibalismo. No obstante, hay algo que nunca cambia: la pasión por el poder y la riqueza.

También debo decir que soy un aficionado a los Hechos Históricos (más que a la Historia, frecuentemente manipulada) y a la Novela Histórica por lo que en este resumen, basado en lo leído sobre el tema en distintos momentos, habrá ausencias e incorrecciones.

Finalmente, las fuentes que he utilizado son de historiadores a los que he leído. No he querido hacer ninguna referencia a las románticas historias que me contaron los frailes en mi época escolar.

——————————————————————————————————————


 ALGUNAS REFERENCIAS

Definición de Ordalía

http://dle.rae.es/?id=R9OQc7Z

Clases de Ordalías

http://ec.aciprensa.com/wiki/Ordal%C3%ADas_o_Juicios_de_Dios (enciclopedia Católica)

http://revista-redes.rediris.es/recerca/rvaldes/presen_archivos/ordalias.htm

https://lanaveva.wordpress.com/2009/06/15/ordalias-los-increibles-y-terribles-juicios-de-dios/

http://historiasdelahistoria.com/2008/10/09/ordalias-o-juicios-de-dios

Las Cruzadas

http://www.oocities.org/paris/Opera/2226/urbanoesp.htm

http://www.casadellibro.com/libro-historia-de-las-cruzadas/9788420668475/1232648

http://www.casadellibro.com/libros-ebooks/mijail-zaborov/107175

https://lostemplariosysuepoca.wordpress.com/2012/10/29/batalla-de-dorilea-1-julio-1097-ganan-los-cruzados/

https://www.youtube.com/watch?v=woIku-Jmq9I documental del Canal Historia. Espeluznante la descripción del la toma de Maarat a partir del minuto 1:15:00 aproximadamente.

Y para terminar con este tema incluyo una referencia a un suceso muy triste: la Cruzada de los niños que parece se desarrolló (aunque se haya negado a veces) en el Siglo XIII:

http://www.casadellibro.com/libro-la-cruzada-de-los-ninos/9788493938284/1960476

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.