La Jubilación


Según un reciente estudio del Instituto Nacional de Estadística Francés, los españoles son los europeos que más desean jubilarse cuanto antes, el 67% de trabajadores de 50 a 59 años.txS90_00580_100723

En el extremo opuesto, sólo el 31% de los holandeses lo haría.
En esa diferencia de preferencias entran en factor la satisfacción en el trabajo o el estado de salud.

Y no es sólo una mera estimación. La realidad es que el 56% de los españoles se jubila antes de los 65 años, haciéndolo el 63% por voluntad propia. Y esque la sociedad ya no asocia la senectud con la jubilación. Los trabajadores en activo consideran que sólo a partir de los 75 años se puede hablar de vejez.

Sin embargo, aunque el 53% de los trabajadores asegura que viajará cuando se jubile, la alarmante mayoría de los jubilados españoles se dedican a pasear, cuidar a la familia o no hacer nada. .

¿Por qué sucede ésto? Quizá no conozcamos la multitud de actividades que se podemos realizar con grandes ventajas frente al resto de la población.
Conviene que planifiquemos nuestra jubilación con cinco años de antelación y se haga una serie de preguntas:

– ¿Puedes permitirte jubilarte? Haz una estimación de los gastos que tendrás y de los futuros ingresos de los que dispondrás (Seguridad Social, pensiones, algún bien raiz…)

En este enlace la seguridad social te permite descargar gratuitamente un programa calcular aproximadamente la cuantía de tu futura pensión de jubilación. Muy fácil de manejar, sólo tienes que introducir tus datos personales, fecha previsible de jubilación, períodos laborales… y el programa determina el régimen de seguridad social competente para el reconocimiento de la pensión; el período mínimo de cotización exigido y el período de cotización acreditado; el porcentaje aplicable en función de la edad y de los años de cotización así como la base reguladora de la pensión previa actualización de las bases introducidas por el interesado.

– Haz incapié en el costo médico. Aunque la seguridad social subvencione muchos medicamentos, es muy probable que con la edad se convierta en un importante gasto fijo.

– ¿Quieres dejar de trabajar? Recuerda que existe la posibilidad de jubilarse primero parcialmente.

– Piensa en tu vivienda y no cuentes con ella como un valor acumulado, porque a menos que decidas mudarte a un sitio más barato, no dispondrás de ese efectivo.

– Ajusta tus inversiones: a partir de cierta edad no puedes afrontar por ejemplo el riesgo que supone tener acciones de una compañía asiesque quizá sea el momento de vender.

Y sin finalmente decides jubilarte; asúmela como el principio de una nueva etapa; una recta final en la que lo más importante eres tú.

Fuente: www.tercera-edad.org

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.